Liga Marítima Uruguaya

Alocuciones 30 de agosto 2012

Competencias deportivas realizadas entre marinos de buques mercantes uruguayos y deportistas de los puertos brasileños de Santos y Fortaleza.

Señor Socio Capitán de la Marina Mercante Gaston Verri

En el año 1955 estando atracados a muelle en el puerto de Santos, los Buques uruguayos “Sudelmar” (Montemar) y “Villa de Soriano” (A.N.P). En determinado momento surge la idea de entre ambas tripulaciones de armar un equipo de fútbol conminas de jugar un Partido con los locales en el feriado que se aproximaba.

Se designo como organizador al radio telegrafista Marines Lanza, Quien comienza a organizar el encuentro, buscando un cuadro rival y lugar físico.

Como resultado contacta un plantel de veteranos del Santo que con gusto ofrecían su cancha de práctica.

Uno de los tripulantes le dijo:

Estas loco Martínez, nos van a masacrar, ¿Como se te ocurre traer a los veteranos del cuadro de Pele?

Contesta Martínez:

Si son veteranos, son unos viejos, fuera de forma, Será como los partidos de “solteros y casados”, pan comido.

Llegado el día del encuentro, asistió un número bastante interesante de espectadores, apenas comenzó el encuentro, ya vimos lo que nos esperaba.

Nos hicieron 11 goles y podrían haber sido muchos más de haberlo querido.

Cabe aclarar que el plantel de “veteranos” estaba integrado por jugadores que tenían entre 27 y 34 años y que en realidad ya no jugaban a nivel profesional por lesiones.

Finalizado el encuentro, nos invitaron a su club donde nos agasajaron con repetidos brindis de cerveza y caipiriña.

Al día siguiente, a viene al Sudelmar el agente marítimo Milton, con un diario local en cuya página deportiva, con gran titular decía:

“LOS VETERANOS DEL SANTOS GOLEARON A LA SELECCIONURUGUAYA”.

Por supuesto, no aclaraba que tal “selección” estaba integrada por marinos de buques mercantes.

Coincidió en 1956 que mientras con el buque “Sudelmar” en fortaleza (Ceará) se jugaba la final del Campeonato Estatal de Football.

La tripulación solía recalar en su tiempo libre en un bar de las cercanías al Puerto.

La dueña del mismo comenta que aún no tenían equipos designados para Jugar la preliminar ese domingo, uno de los engrasadores del buque quien solía presentarse a si mismo como “Félix Vera, hijo de María Vera y padre desconocido” ( persona muy apreciada a bordo por su buen talante y capacidad de mediación en conflictos), sugiere en tono de broma que uno de los equipos podría ser formado por la tripulación del barco, la sorpresa se produce cuando nos enteramos días después que efectivamente quedamos en jugo, gracias a los contactos (que nadie entre nosotros supuso) tenia esa dama.

La única condición que pusimos fue que nuestros rivales no fueran jugadores profesionales.

A partir de ahí comenzamos a armar nuestro equipo, Que incluía al tripulante más veterano (60 Años) quien insistía en participar dado que en su juventud había jugado procesionalmente.

Iniciado el encuentro, que en principio se desarrollaba parejo, comienza a notarse que un joven jugador brasileño, muy ágil, buscaba permanentemente gambetear a nuestro veterano, de tal forma que si estaba con la pelota en un extremo del campo buscaba la forma de llevar la pelota hasta él provocándolo con los dribbling, en un momento determinado, logro irritarlo a tal punto que se quita una alpargata y golpeándolo con la misma lo obliga a salir corriendo (ya sin la pelota) lo continúa persiguiendo así, alpargata en mano.

Los espectadores estallan en aplausos alentándolo con gritos entusiastas.

Resultado final, perdimos 1 a 0, como era usual entonces nos reunimos amablemente ambos equipos más tarde.

Estas anécdotas que les he narrado no fueron las proyectadas inicialmente. El cambio fue debido a la mención sobre el día Universal de la Alegría que se conmemora en el día de hoy (29 de agosto) que hiciera la Sra. Graciela Genta.